Objetivos

El objetivo principal del proyecto RESAFE es demostrar la posibilidad de producir un fertilizante de calidad (orgánico), y de salinidad reducida, y sus grandes posibilidades de uso en una agricultura sostenible. Este producto es innovador y está basado en una mezcla que incluye la fracción orgánica de residuos domésticos (esabilizados), bio-char, y residuos orgánicos de origen animal; además, se suplementará con la acción de un principio activo vegetal conteniendo un pool enzimático, que actuará sobre dicha mezcla, creando así el verdadero fertilizante innovador. La eficacia y uso del mencionado nuevo fertilizante permitirá la sustitución paulatina de otro tipo de fertilizante de origen químico y mineral, con el consiguiente beneficio ambiental para la sostenibilidad de los ecosistemas, en particular, para la protección del suelo. Siguiendo este enfoque, será por lo tanto posible que los agricultores y los gestores de residuos urbanos puedan reducir los costos y obtener ventajas ambientales y económicas, tales como i) la recuperación de material de desecho y ii) los ingresos generados por la venta del nuevo fertilizante. El impacto ambiental será también reducido significativamente y las emisiones de efecto invernadero procedentes de los vertederos también podrán ser mitigadas.

Mediante el uso de los fertilizantes (orgánicos) innovadores como el propuesto, con una salinidad reducida, será posible como se ha propuesto, reducir el uso de fertilizantes químicos gracias a:
• una entrada directa de nutrientes (especialmente nitrógeno y fósforo),
• una acción indirecta sobre la absorción y disponibilidad de varios elementos minerales gracias a la acción del pool enzimático (aumento de la retención de los elementos P y otros, frenando las dinámicas de fósforo retrógradas etc)..
• La demostración de una mejora constante de la salud y fertilidad del suelo.
Además de lo expuesto, no hay que olvidar que un aumento de materia orgánica en el suelo puede reducir el cansancio de dicho suelo, mejorar su porosidad, reducir la compactación, mejora el drenaje y la aireación de las raíces y, por último, contribuir fuertemente para mejorar la absorción de elementos minerales. Como acciones generalistas, se puede señalar que el nuevo fertilizante hará también posible un aumento de la disponibilidad de nitrógeno y fósforo para las plantas. Un mayor contenido de materia orgánica aumentará la cantidad de humus en el suelo y tendrá efectos positivos en el desarrollo de suelo microflora, que a su vez hará que el nitrógeno y el fósforo más disponible para las plantas. El uso del nuevo producto, también mejorará el “potencial supresivo del suelo” contra los patógenos del mencionado suelo.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS